78 Preguntas al aire

       
                 

PREGUNTAS AL AIRE VI


La pregunta al aire se nos dispara a veces a etapas de plenitud de nuestra infancia. 
Todo en la infancia no es balbuceo o mera vida solo apuntada. 
Hay plenitudes.

De entonces me queda la certeza de que Jesús es para mí un buen amigo. Buenos amigos hay muy pocos. Este, para mí, es el mejor de todos. Es mi amigo más seguro y, además, poderoso. Me lo presentaron en casa. Luego, en el Colegio de Santa Susana, al que fui después de la Guerra, en Las Ventas de Madrid. Allí teníamos clase diaria de religión, media hora. Eran 30 minutos felices, que empezábamos cantando algo alegre. Y mira que el profesor, el Hermano Julián, era hueso. Su disciplina era de “quietecito, majo”. Nadie rechistaba con él. Mal genio, pero explicaba que no era él. Te entraban los milagros y los dichos de Jesucristo que parecía que vivías en este mundo, pero cambiado. Como que las parábolas nos daba la impresión de que se estaban diciendo por primera vez en aquellos preciosos momentos. Aquello era verdad del todo y también muy hermoso. Seguíamos siendo nosotros, estaba claro, pero nos parecía ser nuevos por momentos.

Todo eso hacía que luego, unos cuantos, nos pasáramos con gusto un ratillo a la iglesia y nos quedáramos como pasmados ante el sagrario, digo yo, que ese era mi caso, y hablo por mí, que me liaba a rezar tres padrenuestros, que ni sabía lo que decía, pero que estaba allí por lo de las parábolas y el que se las había inventado, genial, hombre y Dios a la vez, mi amigo, Jesús.

De mayor, esto se me ha quedado un tanto lejos. Sigue siendo Jesucristo mi amigo, que eso no se pierde, le sigo queriendo tras muchos años y le pido, cuando hablo con él, que ahora es menos, que por qué no tiene en todas partes profesores de religión como el Hermano Julián de Santa Susana. Me hace el mismo caso que entonces, pero no sé lo que hará, porque la idea no es mala, digo yo...
CUR
Maestro. Ciencias religiosas. Univ. Lateranensis





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíanos tus comentarios