81 EP 2019.Crónica del Encuentro

                    

 
DÉCIMO ENCUENTRO DE PRIMAVERA
 
 
28 al 30 de mayo de 2019
 
                 28, martes
 
Madrid, ciudad hospitalaria donde las haya, nos abrió las puertas de par en par. Mediaba una soleada tarde de primavera, cuando la ciudad se nos mostró con sus mejores galas: un paseo pleno de arte y de cultura por el Museo de Historia de Madrid. Luego, satisfecho el espíritu, tocaba alimentar el cuerpo. Y a fe que la espléndida cena en “Casa Hortensia” no defraudó: entrantes y carnes, para aburrir; vino a discreción, y la lubina espectacular. Asturies, ¡qué guapa yes!
 
 
 
 
                29, miércoles
Difícil de superar el aire arancetano, cuando el sol de primavera prende en sus jardines. Aranjuez: el palacio, lo parterres, el río que lame y refresca, y las ánades flotando en sus aguas. “El rana verde” –antes “La rana”, ahora en masculino para ir contra corriente- puso las viandas, y llovió sobre mojado, pues estas fueron excelentes. Para desengrasar, largo, muy largo paseo hasta las falúas reales. Luego, apacible y refrescante navegación por el Tajo, y a descansar.

 
 
               30, jueves
 
Maratoniana jornada, sin desperdicio. En la mañana, largo paseo por Alcalá, ciudad plena de historia, donde los sillares, los blasones, las torres y espadañas rebosan cultura y tradición. Cisneros, Cervantes, Lope, Quevedo… la lista se haría interminable. La primera Ciudad Universitaria del mundo. ¿Cabe mayor honor? El almuerzo en “La Cátedra”, cum laude. Y aún saboreando los postres, una escapada hasta Guadalajara. Dos puntadas, que valen por diez: el Palacio de Infantado, joya arquitectónica del gótico isabelino, y la concatedral, espléndido templo mozárabe que recogió, con la cómplice amabilidad del organista, nuestra salve a la Virgen. Era el momento de la acción de gracias por la gran fortuna que significó para todos el encuentro.
 
Una tranquila, aunque nada frugal colación en “Duduá”, junto a la Plaza de España, sirvió de marco al brindis final. Emocionado recuerdo para los que se nos fueron y para quienes no tuvieron esta vez la oportunidad de acompañarnos. El guante para el undécimo ya está lanzado. ¿Quién lo recoge?
 
 
Á.H.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíanos tus comentarios