78 Reflexión lasallana, jerarquía

       


                                  6 Sobre el estilo del maestro de nuestra Escuela



       JERARQUÍA


Escribía Eugenio d´Ors en sus Glosarios que “la aversión a la jerarquía tiene la misma fuente que la iconoclastia. Se es anti-jerárquico como se es iconoclasta”.
A la inversa, y por una sencilla regla de tres de espejo o simetría, quienes tienen la jerarquía por un valor, han de ver con buenos ojos la iconodulía.
Andar en la vida presididos de jerarquía no reduce al individuo a siervo, obediente “perinde ac cadaver”. Lo libera y coloca en el espacio, en el punto exacto y con la tarea exacta que ha de desempeñar al servicio propio y de los demás.
Hay jerarquía en los valores, superiores unos, inferiores otros. En la escala de Max Scheler, la persona jerarquizada realiza un valor inferior (la salud) con vistas a la realización del inmediatamente superior (valor intelectual -mente lúcida y despejada-), Y este, en función de valores superiores: morales, individuales y sociales; escalones que jerárquicamente elevan; los cuales realizará por motivos religiosos (tercero y último peldaño). Los valores religiosos están en la cima de la escala valoral, si la jerarquía de valores es sensata y humana.
Y el realizador de valores podrá poner una aspiración religiosa y social en la realización del más inferior de los valores: el orgánico del alimento, por ejemplo, realizado con vistas a una mejora moral personal y esta con vistas a cumplir los designios sociales de Dios.
Tenía razón el gran maestro de los Glosarios: “Se es anti-jerárquico… por la dificultad de representarse exactamente las cosas en el espacio”. A cada icono su peana y su peldaño apropiados.
CUR
Maestro. Profesor de Lengua y Literatura
Emérito UCJC








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíanos tus comentarios