31. AFDA

1 DE ENERO DE 2014

NÚMERO TREINTA Y UNO

ÍNDICE

Pregón: Nuestro movimiento cultural.
Reflexión de la mañana: Alegoría del derribo histórico. CUR
Afderías: Alborerías.CUR.
Con la lengua al retortero: De veras molestos. CUR
Soneto desde el sentimiento:  ¿Igualdad de derechos? Á. Hdez
Nuestro castillo interior¡Señor, ya me arrancaste…! Antonio Machado. E. Malvido
Rincón de Apuleyo: Leyendas de María. Apuleyo Soto.
Nuestras perlas: La revista escolar, la Héptada. CUR
Educación Física: La gimnasia neosueca. Francisco Sáez
De aquí y de allí: Podemos fabricar un genoma humano. George Church-JMGB
EP 2014
                                                          
NUESTRO    

    MOVIMIENTO    

           CULTURAL

Petrarca 
Andrea del Castagno
Desde nuestro magisterio, el movimiento cultural AFDA nos gustaría que de algún modo se pareciera al que inició a mediados del siglo XIV un precursor del humanismo y primer humanista, Petrarca, con su Philosophia Christi. 

Se apoyaba aquel movimiento en Platón, a quien se leía y explicaba con deleite en la Academia Platónica de Florencia, fundada y sostenida por Lorenzo de Medici, el Magnífico.  El alma de aquella academia era el filósofo renacentista Marsilio Ficino. 

Hervía en ella un verdadero renacimiento del Cristianismo, al fuego de la sabiduría de los clásicos griegos y romanos y del Evangelio. Se cultivaba la pretensión feliz de armonizar el mundo clásico con el Cristianismo y de detenerse y ahondar  en las esencias de la Iglesia, de la Escritura y de la Tradición, a la par que se le daba enorme importancia a la vieja literatura clásica.


... AL FUEGO DE LA SABIDURÍA 
DE LOS CLÁSICOS Y DEL EVANGELIO

     Marsilio Ficino
              Ghirlandaio          


                                       
Sin la fascinación de un genial maestro que fue Platón, de una filosofía griega que buceó con éxito en los submarinos fondos del pensamiento y sin las cimas humanas y divinas de las realidades cristianas, Escritura y Tradición, Petrarca no hubiera sido Petrarca y sin pena ni cielo hubiera pasado para la Historia el maestro Marsilio Ficino.

... TRADICIÓN CREADORA

La cantera de los valores clásicos y cristianos está intacta para todos y, gracias a Dios, brilla ilusionada en nuestro firmamento. Es la que fue y sigue y seguirá siendo, tradición creadora. Con el guiño histórico que nos hicieron Petrarca y los artistas florentinos, nosotros queremos volver a levantar una nueva Philosophia Christi que alumbre el noble estilo y el sabio magisterio de claridades razón de nuestra vocación de maestros.



ALEGORÍA DEL DERRIBO HISTÓRICO

-Reflexión de la mañana- 
Mira estatuas soberbias que violenta
Némesis derribó, yacer tendidas.

Habíamos levantado estatuas a nuestros padres.
Nosotros, los hijos del Medievo, a los RR. CC. que nos abrieron las puertas de un Nuevo Mundo y del Renacimiento. Al Gran Capitán de la toma de Granada, a los hermanos Pinzón de las naves que descubrieron América, a Garcilaso muerto joven y en pelea, como regalo de los dioses…
Los hijos del Renacimiento las levantaron al Emperador Carlos, a los conquistadores españoles, a Luis Vives y a docenas de humanistas como él, a santos como Ignacio de Loyola o el duque de Gandía, a teólogos como los tridentinos, a juristas como Francisco de Vitoria, a poetas como el divino Herrera…
A los hijos del segundo siglo de Oro, el Barroco, les faltó el mármol para  tanto prócer: Velázquez, cima de la pintura; el todopoderoso Lope; el filósofo Suárez y el denso Gracián; el agudo y culto Quevedo; el genio cima, Calderón de la Barca…
No aguantábamos tanta grandeza.
Las estatuas de los españoles egregios posteriores, héroes, santos y sabios, también han sido derribadas en el último medio siglo y yacen por los suelos. Silencio para los ilustrados, para el pueblo del dos de mayo, para la universidad andante que fue Menéndez Pelayo… Si algo queda en pie, que se haga añicos, parece ser el propósito de los nuevos bárbaros.
Ha sonado la hora de que un nuevo Rodrigo Caro nos cante las itálicas ruinas de la gran España de nuestros padres.
No mentaré la Patria en añicos que nos queda más cerca. Nos mana sangre negra ante el borrón y derribo de las últimas mejores páginas de nuestra Historia, las que hemos vivido y nos nutrieron.
Pero, aunque se hayan derribado tantas dignas estatuas y esté proscrito su culto, los ángeles de España y nuestros padres rectos y sabios viven siempre y están entre nosotros, nos acompañan mientras cruzamos la actual escombrera de muerte.

  En las catacumbas en que hoy sobrevivimos se oficia la liturgia de la gran España.
                                                                         No somos objeto de derribo.

CUR
Maestro. Profesor de Teoría del conocimiento


Estampas líricas de la vida de la Virgen
              en pos de Jesús hasta después de su muerte  

INTRODUCCIÓN

Los evangelios son parcos en noticias sobre María, por eso me he tomado la licencia poética de recrear algunos episodios, pensamientos y manifestaciones de su vida que, aunque no se recogieran escritos por los apóstoles, bien pudieran haber sucedido.

Evidentemente, tanto Marcos como Mateo, Juan o Lucas son cristocéntricos, no podía ser de otro modo, no cabía en su mente lo que iba a trascender la figura de la Virgen como representación de la Iglesia.

Mis apuntes canónicos y apócrifos van, pues, en la línea de esa tradición cristiana, que es otra forma de verdad mantenida y respetada.

Creo cada vez más, no en la realidad, sino  en la hiper-realidad de las leyendas; arrancan de un mito histórico, que hace de la necesidad virtud, y responden al hambre de conocimientos y sentimientos del espíritu humano.

Presento aquí a la Virgen como la primera seguidora, la primera discípula y la primera amante del Dios encarnado. Cercanía mayor no la alcanzó nadie nunca, pues llegó a poseerle en su seno y a ser poseída por su Amor. Ese cordón umbilical de admiración y adoración entre Jesús y María no se rompió ni en la Cruz, porque las madres no tienen más sueños ni más esperanzas que las de los hijos por encima de la muerte, y como fue su esperanza es nuestra esperanza, y como fue el cumplimiento de su sueño redentor es nuestra redención.

Desde los Santos Padres hasta los más altísimos poetas han encumbrado a la Virgen nazaretana en el altar de su corazón y en él la entronizamos nosotros junto al Bienamado que la elevara en cuerpo y alma a los cielos. La “traslación de María” se hunde en la raíz y en la memoria de los pueblos cristianos, que la evocan y advocan con mil preciosos títulos y fiestas.

Léanse estas estampas líricas como un devocionario singular o récense como un rosario de perlas sacrosantas y medítense con la parsimonia de un anacoreta silencioso en medio de este mundo febril y desasosegado que nos ha tocado vivir. También pueden admirarse y hojearse como un tríptico dorado que el autor hubiera manuscrito de rodillas con hilos de versos a lo divino.

Son mis flores a María, flores de palabras bellas en consonancia con la más pura y más fuerte de las mujeres bíblicas.

Aunque mis “fablillas” o leyendas místicas recorren sus pasos por la tierra como una Eva impoluta, sentí en algunos momentos que una fuerza entrañable y superior me las dictaba. Aspiro a que esa sustancia espiritual fluya del papel al corazón del lector, y en tal espera apasionada quedo, pues nada sería más reconciliador para mí que ser el transmisor del Camino, la Verdad y la Vida a través de un misterio insondable, pero real, el de la Inmaculada Concepción. Sólo quiero, repito, ser “trasunto de cristal, bello esmalte de ataujía”, como aquel Juan Ramón que esperaba a un “Dios deseado y deseante”. Aquí está, en manos de su Madre. Y en las indignas mías.



ÍNDICE

I.              Una niña en el Templo de Jerusalén.
II.            Isabel, la prima que nada sabía.
III.           Madre y Virgen como un cristal.
IV.          La sed de la desterrada recién parida.
V.           La bordadora nazaretana.
VI.          Piedras como panes en el desierto de Judea.
VII.         Junto a las aguas que lavan los pecados.
VIII.       Falta vino en las bodas de Caná.
IX.          María escucha el Sermón de la Montaña.
X.           Los cabellos de la Magdalena.
XI.          En casa de Marta, María y Lázaro.
XII.         Iba Dios en un asnillo y María le seguía.
XIII.       La invitada de la Última Cena.
XIV.      Sudor de sangre en Getsemaní.
XV.        En el Gólgota del Supremo Amor.
XVI.      María, en el despertar de Dios.
XVII.     La Virgen, en su asunción a los cielos.



NOTAS

  1. Son en total 17 estampas o trípticos que me gustaría fueran acompañadas de ilustraciones clásicas: Sandro Botticelli, Rafael, Miguel Ángel, El Greco, Velázquez, Murillo, Dalí…
  1. Cuerpo de letra amplio ¿Qué tal un TIPO bodoni?
  1. Formato pequeño, manual, con canto dorado dorado, de bolsillo, como un vademécum, al estilo del “Comulgatorio” de Gracián. 
  1. Como el verso se lee hoy día menos y peor que la prosa, si el editor lo prefiere puede transcribir las Leyendas a renglón seguido, sin que queden despojadas por eso del ropaje de su  musicalidad, un añadido para la ensoñación de los devotos.
  1. Tengo algunos escritores amigos (el periodista y poeta Santiago Castelo, de ABC, Jaime Siles o Fray Valentín, Cronista Oficial de Burgos) que redactarían con gusto un pequeño prólogo

Capítulo I
         
UNA NIÑA EN EL TEMPLO DE JERUSALÉN

Tiziano
I
Al Templo de Dios llevaron
Ana y Joaquín a su hija,
pues iba a ser Templo puro
de Dios la Virgen Santísima.

En soledad y oración
pasa los donceles días.
Ella será el Tabernáculo
del Pan de la Eucaristía.

A sus pies, pies de manzana,
se prosternan los escribas.
María, la adolescente,
hace lo que Dios le dicta.

Crecen los lirios del campo;
crece la sabiduría
de la sierva de David,
el que tañía la cítara.

II
Hay por los valles de Hebrón
un clamor de resistencia.
Que encarne el Hijo de Dios
el Pueblo de Dios espera.

Turbio de sangre y pecado
baja el Jordán. Penitencia
predicará después Juan
el Bautista en sus riberas.

Saduceos, fariseos,
gentes de mente perversa,
confunden las Escrituras
e increpan a los Profetas.

La Virgen sube las gradas
del Templo otra vez, y sueña
con el Gran Libertador
de las ciudades hebreas.

III
Entre las varas de nardo
una sola es verde y fresca.
Quiere el sumo sacerdote
saber a quién retenérsela,

y, por la Puerta Dorada,
el santo José se acerca,
el pecho como una llama,
las manos como una ofrenda:

-Yo no soy digno, Señor,
de esposar a esa doncella.
                - El mandato es de Dios mismo,
¡oh, varón de Galilea!

Quince años. Ya la Virgen
abandona el Templo. En ella
va a hacer su nido de Amor
el Dios de inmensa grandeza.

José también abandona
las sagradas áureas piedras.
Está al venir el Mesías…
Está la boda dispuesta.
Apuleyo Soto



DE VERAS, MOLESTOS

Nadie que escriba en español debe olvidar que cada cosa tiene una palabra que la señala, un adjetivo que la califica y un verbo que expresa su danza y, por regla general, no una sino varias voces  para distinguirla, al revés de lo que ocurre en las lenguas anglosajonas y escandinavas, donde cada palabra ha de servir a varias denominaciones, por razón de su misma pobreza de léxico.

Adolfo M. Alonso
Cela dice que los españoles manejamos uno de los idiomas más ricos del mundo. Dice verdad. Donde pienso que no acierta es en decir que el castellano es segundo en riqueza, probablemente, dice, a renglón seguido del francés. Don Camilo sospecho que no debió de conocer el francés a fondo,  o que habla de memoria, que para el caso da en el mismo hoyo.


José María Pemán
Hoy los españoles hacemos un esfuerzo cuando nos hablan nuestras promujeres y nuestros prohombres. No podemos quedarnos con lo que nos dicen, hemos de adivinar a través de lo que nos dicen lo que nos quieren decir, que a veces es lo contrario de lo que afirman o niegan. Tan del ala vuela nuestra lengua castellana entre gentes encumbradas.

             
Jesús Suevos
Yo he oído hablar en público y sin papeles a José María Pemán, a Adolfo Muñoz Alonso, a Jesús Suevos: ni una palabra que no encajara, la misma precisión, el donaire y la gracia de la lengua castellana más señora y dueña de sí. Hoy no sé en qué labios  puedo poner mis ojos que me recuerden tan alta dicha de no hace tanto.

 La sintaxis la golpean sin piedad unos y otros, los de la televisión, los de la radio y los de los periódicos. De la puntuación no se puede hacer maldito el caso y la ortografía está tan maltratada que el día menos pensado se nos irá al carajo y para siempre, adiós ortografía.



Con lo que dan de sí diez años en edad de crecimiento, uno se pregunta qué enseñan maestros y profesores en las escuelas a criaturas de seis a  dieciséis años. ¿Hará falta añadir otros diez largos años de escolarización para que aprendan a acentuar, concordar sujeto con predicado, escribir harina con hache y vergüenza con diéresis o crema?  

El día que yo sea ministro de Educación, la televisión, la radio y la prensa hablarán un castellano tan delicioso y perfecto, contagioso, que arrastre con sus aguas claras los males vigentes al fondo del océano. Hay que empezar por dar ejemplo y por tener espejo en que mirarse. A la jerarquía eclesiástica le pediré que los sermones dominicales de los celebrantes nos recuerden los de Fray Luis de Granada o, al menos, los de don Jaime Balmes.
CUR
  Maestro, profesor de lengua y literatura







       ALBORERÍAS   ALBORERÍAS  ALBORERÍAS




Nuestro blog AFDA nació

en nuestra Escuela de Magisterio

 como revista oral.

Era el curso 1961-62.

En su número cero se leyeron estas alborerías.

Júzguese el filo de aquel amanecer. 


·   ¿Qué equilibrista echa el sol de su mano levante a su mano poniente sin que se le caiga nunca?

·         Cuando el sol se pone cada tarde, en la hucha de mundo hay una onza más. 
·         El sol es un payaso que no acaba de marearse.
·         Los planetas juegan al corro  con el sol como si fueran unas niñas.

·         Cuando las nubes arropan al sol, sentimos frío.
·         El alba pinta de color las flores.
·         Del filo del amanecer, ¿qué es lo que nos corta, la noche o el día?

·         Los gallos a las cinco se disputan el saludo de la aurora.
·         Cuando el día abre su ojo único, todos vemos.
·         El sol juega a la comba con la tierra.
·         La aurora asusta a las montañas.

·    Cuando el sol acaba de salir y descansa un segundo tangente al horizonte, tiene siempre la tentación de echarse a rodar siguiendo la línea de las montañas, el mar y la llanura.

·         Cuando amanece el sol, naufragan las estrellas.
·         Para los niños golosos el sol es una naranja imposible.
 


Poesías cristianas aberrantes


Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería. 

Oye otra vez, Dios mío, mi corazón clamar.

Tu voluntad se hizo, Señor, contra la mía.

Señor, ya estamos solos mi corazón y el mar.

                               Antonio Machado
                          Campos de Castilla, CXIX

Me encontré delante de los ojos con  la  estrofa en versos alejandrinos que he transcrito  arriba y que a mí, cuando la leí, me sonó a primera vista a  una oración cristiana aberrante. Pero el autor era nada menos que Antonio Machado, excelso  poeta entre los más grandes, y de quien recordaba versos hondamente religiosos (“Anoche, cuando dormía,”; “¡Oh, la saeta, el cantar”; “Yo amo a Jesús que nos dijo”; “Como perro olvidado que no tiene”; …). Para asegurarme de la postura de Antonio Machado ante Dios, he leído el libro titulado La teología de Antonio Machado, escrito por J. Mª González Ruiz, también andaluz, excelente exegeta y fino teólogo. Y el estudio del escritor citado no deja duda alguna sobre la fe en Dios de Antonio Machado: “Machado cree firmemente en Dios”; “Toda fe auténtica es ya, por ello mismo, esperanza. Es el caso de Machado”; “Machado nunca duda lo más mínimamente de la divinidad de Cristo”; “El culmen… de la cristología machadiana se encuentra alrededor de su visión obsesiva de Cristo realmente resucitado y, por consiguiente, definitivamente desenclavado de la cruz” ...

Voy a explicar por qué, como cristiano,  me disgustó y juzgué religiosamente equivocado el poemilla de Antonio Machado. Empiezo diciendo que mi rechazo se limita sólo al tercer verso: “Tu voluntad se hizo, Señor, contra la mía”. A Antonio se le acaba de morir Leonor, su esposa. Esa muerte va contra la voluntad del poeta. Pero ¿es que no va más aún contra la voluntad amorosa de Dios? Dios quiere sólo nuestro bien y nuestra felicidad. Su Voluntad no quiere jamás el sufrimiento humano. Esto de adjudicar a Dios las desgracias que nos vienen encima es una atribución errónea muy extendida entre los que nos llamamos cristianos. Recordemos cómo Vicente Gaos (ver AFDA nº 29) en su Padre nuestro respondía a la cláusula “Hágase tu voluntad” de esta guisa: “Pero no la opongas siempre a la nuestra”.  Dicen los expertos que “el mar” significa en la poesía de Antonio Machado “lo desconocido”, “lo incomprensible”, “lo mistérico”… donde mora Dios. El poeta se expresa finalmente respetuoso ante el misterio de la muerte temprana de su esposa: “Señor, ya estamos solos mi corazón y el mar”. Pero en el penúltimo verso no guarda el debido silencio ante lo acaecido, sino que culpa a la voluntad benevolente de Dios por  la muerte de Leonor. En toda la obra  del poeta y maestro sevillano no encontraremos ningún resbalón errático más. Sólo nos queda recurrir al refranero y decir con él: “el mejor escribano –poeta- echa un borrón”.
                        EDUARDO MALVIDO
Maestro, catequista y teólogo

Nuestra Escuela, por ser de vanguardia, cuida el detalle.
Le importa mucho la geografía general de su sistema educativo, 
pero, como si le fuera el alma en el empeño, atiende y cuida con esmero 
determinadas piezas menores de su mundo pedagógico, 
particularmente las que considera perlas
como los tres a cinco minutos de la reflexión de la mañana o de la tarde, 
el silencio del maestro… 
y el periódico o la revista del centro.

LA REVISTA DEL CENTRO DE ESTUDIOS
(LA HÉPTADA)
El periódico escolar tuvo con algunos de nosotros una época de oro en la Institución Educativa SEK. Primero fue el periódico A TRAVÉS, en el Colegio SEK-Ciudalcampo. Era el año 1985. Pronto su pensamiento y estilo, su fácil vuelo y su eficacia como plataforma de lanzamiento de escritores en flor hizo que  los demás colegios de la Institución crearon su periódico a su imagen y semejanza.

Como los colegios de la Institución eran entonces siete, el conjunto de periódicos se llamó la Héptada, en memoria de los Siete Sabios de Grecia.

En ellos escribían alumnos y profesores, más aquellos que estos. Eran la voz del colegio, por una parte y, por otra,  un formidable taller de estilo para alumnos y profesores. Nunca apareció en ellos un artículo medianamente redactado.

A los diez años de la buena marcha del precursor de la Héptada, vimos claro que el periódico escolar A TRAVÉS tenía ángel y, puesto que este ángel nos había acompañado y dado alas ya por dos lustros, era de bien nacidos agradecérselo y cantarle. Lo hicimos con una especie de versos que pueden leerse en las “páginas” de este blog.  

  

HÉPTADA, periódicos escolares, en PÁGINAS
 AL ÁNGEL DE ATRAVÉS        
1985-1999





 Segundo cuento de Miguel Delibes, en PÁGINAS:

 PIRATAS        
Revista UNIÓN del Colegio de Lourdes, nº 71, 1949



GIMNASIA NEOSUECA  I 

       En los países escandinavos, principalmente en Suecia, se produce una evolución gimnástica como reacción a la Gimnasia Sueca que había estado presente durante todo el siglo XIX, fiel a los planteamientos de Ling. Aquella gimnasia, dogmática, había sido mantenida con influencias del ámbito militar; tenía tendencia a presentar formaciones de orden cerrado y movimientos muy analíticos, con un comienzo, un desarrollo y un final. Aunque en el gimnasio también se trabajaba con aparatos como cuerdas, escaleras, espalderas y plintos, estaba muy encaminada a los adultos, aunque sin excluir a mujeres y niños.
Pero como en cualquier actividad de tipo social que desarrolla el hombre, antes o después terminaron por aparecer nuevas ideas basadas en las experiencias pasadas. Y,así, en este ámbito surge una mujer que rompe con el dogma: Elli Björksten (1870-1947). Era finlandesa, aunque había desarrollado toda su carrera profesional en Suecia. Fue, a la sazón, directora del Instituto Central, nombre con el que se conocía al Real Instituto de Educación Física de Estocolmo.
Se ajustó a los principios de Ling, aunque los interpretaba con movimientos plásticos y elegantes. Se ocupó preferentemente de la gimnasia femenina e infantil, algo relegadas en el pasado; su obra repercutió también en la gimnasia masculina. Incorporó el cuidado de la estética, el  ritmo y la música a la gimnasia, algo hasta entonces desconocido e impensable; introdujo la belleza en la ejecución, con una gimnasia expresiva, alegre y vivaz en las prácticas.
Elli Björksten, mujer de temperamento artístico y sensible, reaccionó contra el espíritu militar de la gimnasia de Ling. Su obra estuvo motivada por la crítica hacia la gimnasia femenina de su época a la que objetó que no era adecuada para la mujer ni para el niño; sus formas eran excesivamente rígidas. Sus características  militares, de posiciones y actitudes, llevaban, según ella, “a la rigidez de la muerte”, pues la gimnasia lingiana ignoraba la necesidad de lograr vida y calor; aspectos muy importantes para que las sesiones resultasen placenteras.
Afirmaba que “los ejercicios gimnásticos deben ser sanos, llenos de vida, animados, alegres, dirigidos por maestros con alma de pedagogos de verdad y que sepan despertar las correspondientes cualidades morales y espirituales de sus alumnos”.
Cuántos profesores de EF actuales deberían mirar el legado de esta mujer pionera. Su última afirmación le sacaría los colores a muchos docentes de esta disciplina, en la que suelen impartirse clases aburridas y ligeras de contenidos, con predominio de actividades alternativas –sucedáneo de lo principal– y de deportes de equipo en los que se imponen técnicas y tácticas de bajo interés para los discentes soslayando lo principal.
Francisco Sáez
Universidad de Vigo



        DE AQUÍ 
                   Y DE ALLÍ  
Lo que se siente, lo que se piensa, lo que se sueña,
lo que se escribe, lo que se dice y lo que se hace...

Lo que yo escribo es una breve introducción a un tema
o un breve comentario de lo que se piensa,
de lo que se sueña, de lo que se dice
o de lo que se hace en el pequeño mundo que me rodea.

Unas veces para contrastar, otras para imitar,
y siempre para conocer y pensar.

Georges Church
Este mes han llamado poderosamente mi atención las declaraciones hechas por  Georges Church, Profesor de la Universidad de Harvard y uno de los padres de la Genómica y de la Biología Sintética, especializado en la en la secuenciación y síntesis del ADN., acerca de la posibilidad, ya prácticamente real, de rejuvenecer y recrear el genoma humano de una persona concreta, alargando con ello notablemente su vida y, sobre todo, más importante todavía, conservando la salud del ser humano  hasta el final de sus días."Seremos jóvenes hasta el día de nuestra muerte", afirma.
 Buscando sobre este tema, he encontrado luego otras afirmaciones no menos asombrosas de otros científicos eminentes en la ciencia biológica y médica actual, que contemplan otros adelantos sicológicos y sociales del ser humano, hasta situar la frontera de nuestras posibilidades en los límites de nuestra imaginación.

Evan Henshaw Plath, creador del Twitter, dice que tiende a borrarse la línea divisoria entre personas y computadoras y que en el futuro hablaremos de descargar en nuestro cerebro un idioma,  sin aprenderlo ni estudiarlo, sino descargándolo de una vez sobre nuestro cerebro, sin más esfuerzo para hablarlo y entenderlo perfectamente...

Manuel Patarroyo, afirma que el médico sabrá de antemano las enfermedades que esperan  a su paciente a lo largo de la vida gracias a un análisis muy sencillo sobre  nuestro genoma humano y podrá aplicar, desde dentro, la medicina personalizada para corregir los fallos previamente detectados.

Andy Miah, guardián de la bioética y director del Instituto de Futuros Creativos, en Escocia, añade: "Tus propios sentidos mejorarán con la tecnología. Verás mejor, oirás mejor. Las gafas de Google son un ejemplo muy primitivo de esto, pero van en la misma dirección: mejorar nuestro cuerpo...Tendremos nanorrobots que repararán nuestras células desde el interior de nuestro organismo..."

Javier Sirvent, técnico de emociones  que investiga en la actualidad cómo compartir emociones reales en redes sociales, afirma: "Facebook ya no te preguntará qué estás pensando. ¡Lo sabrá!".
En resumen, las mejores inteligencias, los mejores técnicos, científicos, pensadores y sabios de nuestro mundo, empiezan, como avanzados de la Tecnología y de la Ciencia, a hablarnos del mundo que perciben a la vuelta de cincuenta, setenta y cinco o cien años como mucho.
No olvidemos que durante millones de años, luchando contra toda clase de elementos, la Humanidad apenas si acumuló el 10% del actual progreso humano, mientras que en los dos últimos siglos se ha alcanzado el 90% restante, un desarrollo tan asombroso y exponencial, que nos resistimos a imaginar sus próximas conquistas.
Diríase que el hombre actual está tan absorto y ocupado en la contemplación de las novedades de su propio tiempo que se resiste a pensar e investigar las novedades y progresos que están llamando a su puerta.
Villanueva de la Peña 20 de diciembre de 2013
                               José Manuel Gutiérrez Bravo


Ver en PÁGINAS la entrevista con el
                 PROFESOR GEORGE CHURCH
PODEMOS FABRICAR UN GENOMA HUMANO
 Universidad de Harvard,
catedrático de Opinión Pública de la Universidad Complutense y
de la Universidad San Pablo CEU.





2 comentarios:

  1. MALTRATO LINGÜISTICO. Suscribo punto por punto la apología de nuestra lengua y el lamento ante su descuido. Hoy que -me parece bien- tanto se persiguen el maltrato físico y psicológico, se podría prestar desde la autoridad competente alguna mayor atención al maltrato lingüístico.

    ALEGORÍA DEL DERRIBO HISTÓRICO. Efectivamente, vivimos época de derribo. Y lo peor no es ver por los suelos lo que se construyó con fe y con entusiasmo, que ya es pena, sino la razón de tanto descalabro: la incapacidad para construir, que conduce a la sinrazón de derribar, por envidia o por celos, lo que otros, más capaces, lograron alzar.
    ÁNGEL HERNÁNDEZ

    ResponderEliminar
  2. ALEGORÍA DEL DERRIBO HISTÓRICO.
    Me ha encantado la Reflexión del día; con la fuerza, la belleza literaria y la pasión del autor. Trasluce el lamento por una reedición de otra nueva Itálica, de proporciones aún mayores. Pese a tanta desdicha dibujada (fiel a la realidad), el autor se rebela al grito de: "¡No somos objeto de derribo!". ¿Deberemos esperar a un nuevo Trajano?. Creo que no. Al menos en este siglo. Esta Hispania, no parece tener remedio.
    Braulio Vivas Moreno

    ResponderEliminar

Envíanos tus comentarios