AFDA 5

PORTAVOZ DE MAGISTERIO Y ESTILO
--------- 15 DE FEBRERO -------


NÚMERO CINCO


ÍNDICE. AFDA, 15 de febrero, 2011. Reflexión: ¿Qué hacer? Pregón: Aún es tiempo para el magisterio y el estilo. Hemos leído: Papeles de Foxá, El número de la Bella. Rincón de Apuleyo: Triptico del vino. Jubiloso jubilado. Griñón. Al H. Bartolomé. Labor egregia. El genio pedagógico de La Salle: Innovaciones geniales III. Clarinazo: Granada. Afderías: Or-febrerías. Almendrerías. Nuestra Escuela de vanguardia: Avenida de los Maestros III. Claves: La Sabiduría. Meditación sin importancia. Nuestro castillo interior: Nos justificamos. Versos y oración. Nostalgias con alas: Fotos.

ADDENDA
Una frase bíblica al mes: Tu vara y tu cayado me consuelan. Colaboraciones: Lenguaje poético medieval sobre la Gloriosa (III). Miguel Delibes, alumno del colegio de Lourdes(II). Documentos de oro: Educación, Maeztu. Humanismo, García Lorca.






En nuestra Escuela la jornada de trabajo de alumnos y profesores
empezaba por la reflexión de la mañana.
Puede que todavía se practique – no debería haberse dejado-
en los centros escolares de La Salle.
Nos consta que se instauró en otros de avanzadilla pedagógica,
y que en ellos sigue con más o menos fortuna,
como es el caso de los colegios internacionales de la Institución Educativa SEK.

AFDA 5 coloca esta vez su reflexión mensual por delante de su pregón.
La reflexión hace reflexionar, pregunta y hace pensar.
Un alumno sin preguntas no es alumno.
Una escuela sin preguntas no es una escuela.
Nuestra Escuela se pregunta y se pone en marcha hacia las más justas respuestas.

El pregón del número 5 de AFDA intenta ser portavoz de su respuesta a una gran pregunta.




LA REFLEXIÓN MENSUAL

¿QUÉ HACER?
Antes de nacer, este mundo no ha existido para nosotros.
Cuando se apague nuestra vida, el universo entero, ilimitado, grandioso, bellísimo, se apagará con nosotros para nosotros.

¡Aún es tiempo!

¿Y qué hemos de hacer en el tiempo que nos queda?
Lo que veníamos haciendo:
Servir, que a eso vinimos al mundo, a algo tan hermoso y tan de agradecer al Creador, que nos permite embellecer su Creación y Redención, sirviendo.

Servir a Dios y servir a los nuestros, que son todos, empezando por la familia, los amigos y siguiendo por la patria, la cristiandad, la cultura…



PREGÓN


AÚN ES TIEMPO PARA EL MAGISTERIO Y EL ESTILO

Con demasiada frecuencia, los santones-pastores de almas nos abruman y angustian la conciencia cuando nos machacan con que no somos ni caritativos ni solidarios, o muy poco. Nos preguntan: ¿qué hacemos con nuestra plata?
Y la verdad es que no somos ricos por nuestra plata, somos ricos por nuestro magisterio y nuestro estilo. Este es nuestro gran tesoro.
El Cielo sí que puede preguntarnos cómo administramos nuestro magisterio y nuestro estilo.
Aquí es donde nos aprieta la horma del zapato. El mayor empeño nuestro y el mejor servicio que se nos puede pedir y queremos dar sin regateos, a tiempo y a destiempo -la lámpara prendida sobre el candelero, no bajo el celemín-, es un servicio de magisterio de costumbres y de altos principios cristianos:

- magisterio del rigor intelectual y de la coherencia,

- magisterio del amor a la vida y de la negación de la cultura de la muerte,

- magisterio de la concordia con las estrellas, entiéndase con los valores (“El niño nace de acuerdo con las estrellas”, Émerson, nos decíamos en 1961-63),

- magisterio de la alegría y la obras terminada, perfecta y hermosa,

- magisterio de la rebeldía que no dobla la rodilla ante los nuevos baales de cartón piedra, por muy dioses que sean,

- magisterio del coraje y de la independencia, más amiga de la verdad que de Platón…

- es decir y en resumen, magisterio del servicio por el ESTILO:

MAGISTERIO y ESTILO.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


EL PUNTO
APULEYO SOTO

QUÉ ESCONDE EL CONDE DE FOXÁ

La Fundación Banco Santander, que de acuerdo con sus estatutos “pretende recuperar a aquellos escritores en lengua española a los que la desmemoria histórica ha conducido al olvido”, nos regala a los lectores el maravilloso libro “Nostalgia, intimidad y aristocracia”, compendio del teatro más romántico (Cui-Ping-Sing), los artículos periodísticos más agudamente descriptivos y los papeles más íntimos y personales de Agustín de Foxá, Conde de Foxá.

La recopilación ha sido preparada con suma delicadeza por Jordi Amat, que la arropa con una biografía comentada, en la que desentraña los valores literarios del escritor sin obviar sus afecciones joseantoniana y franquista, que tanto le han perjudicado, nublando su gloria de poeta y novelista excelso, al par que la de otros autores de su cuerda conservadora, como Pemán, Cela, Ruano, Sánchez Mazas, Ridruejo, Tovar, D´Ors, Montes o Laín. Hora es de que resplandezca el genio del estilo, propio de “la edad de plata del siglo veinte”, por encima y aparte de la escoria política que les ha lastrado por ser protagonistas/agonistas del 36-39.
El melancólico Agustín de Foxá fue el cantor de las infancias perdidas -un niño grande y gordo siempre él-, el evocador de un pasado imperial que ya no tenía lugar en la sociedad, el proustiano casticista de los toros, el combativo monárquico de los romances a La Chata, el anticomunista visceral (pues al comunismo rampante atribuía la pérdida de las esencias de la patria), el humanista y ecologista puro frente al bosque “industrial y grasiento” del progreso, etc. Todo eso, por ser reaccionario y retrógrado, a mí me la refanfinfla, paso, me la trae al pairo. A mí lo único que me interesa de Foxá es que escribía como los ángeles, es que con la pluma pintaba en renglones unos frescos coloridos de metáforas inusuales y cultura grecorromana inmensa, y aquí está: arco iris retórico deslumbrador, maestro al que imitar y a ser posible superar.

Me uno a Gimferrer y Trapiello, a Villena, Siles, De Cuenca, Umbral y J. Marco, letraheridos auténticos, para exhumar sus cenizas y devolverlas al esplendor que en carne viva tuvieron. Adiós a los maniqueísmos a los que tantos se dan irreflexivamente o en virtud de la corrección política. Yo amo a Foxá, yo me formé con él y con la tradición clásica en la que abrevó. Sin rubor. ¿A qué esperais?

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

EL PUNTO
APULEYO SOTO

EL NÚMERO DE LA BELLA

Conocíamos el número de la Bestia (666) por numerosas lecturas, pero ahora nos enteramos de “El número de la Bella” (Ediciones Valnera, Santander 2010) por la prosa riquísima, bíblica, inmaculada, sonora y sensual del Príncipe de los escritores segovianos contemporáneos, don Emilio Pascual Martín, nacido en Tejares de Fuentidueña, cervantino de pro y editor de la Biblioteca Áurea del Grupo Anaya. ¡Qué placer leerle y releerle como a un clásico ejemplar que es, valga la redundancia no baldía!
Desde “Días de Reyes Magos” (Premio Lazarillo y Premio Nacional) hasta “Apócrifos del libro”, el ingenioso Pascual ha ido creciéndose y aumentándose a sí mismo, con una memoria prodigiosa y un tesón inagotable, para entregarnos ahora la obra más sustanciosa e intertextual que uno haya descubierto en muchos años de avariciosa lectura. El filólogo y poeta Luis Alberto de Cuenca la considera “una maravilla”. Es para paladares cultos, a los que satisface de bondad, verdad y belleza en una indivisa trinidad de maestría. Un regalo, una perla espiritual en estos tristes tiempos, campos de soledad, mustio collado. Es tratado, compendio, ensayo, novela, rizo de rizos, cantar de cantares, romance de romances: épica, lírica y retórica juntas, pura literatura.
El autor aparece como el relator omnisciente de la trama urdida, dando voz a los distintos personajes en monólogos, diálogos y conversaciones “quijotescas” –el Beato de Liébana, el obispo Eterio de Osma, el obispo “herético” Elipando de Toledo, el diácono Siricio, el monje Memorio, el hermano malhumorado Conancio, el cantero Asfodelario, la aprendiza mora Zoraida…- a través de los cuales fluye la sabiduría medieval empedrada de “latines”, versos, proverbios, aforismos, alusiones y evocaciones…que nos dejan pasmados por su altísimo y sugerente simbolismo.

En síntesis, se trata de un viaje ilustrado y sensorial por la geografía y por la historia castellana y cántabro-astur-leonesa de los “siglos de hierro y plomo”, y por las almas y los cuerpos de los protagonistas en su deriva erótico-amatoria hacia Dios y hacia sus criaturas. Esa es la Primera Parte, la Segunda cierra el Círculo. Lo que ha escrito Emilio Pascual no es un libro, sino toda una biblioteca. Tolle et lege scripta vitae. Deus est Verbum. Vale.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::





TRÍPTICO DEL VINO

 

SI POR VASOS NO ES, SEA POR CUBAS.
Yo pienso hacerme un hombre y de repente.
Iré por los racimos de las uvas
muy alto el corazón y entre la gente.

No hayáis envidia ni soportéis dudas.
Soy leal, soy sincero y voy de frente.
Que me arrimen botellas bien desnudas
por su cristal de luz iridiscente.

Beberé hasta vivir hasta las heces.
Lo necesito como el mar las olas
para salar las colas de los peces.

No me dejéis en el convivio a solas.
Pagaré mis delirios y con creces
con un vino de amor de caracolas.




EL VINO ESTÁ BORRACHO DE BEBERSE.
Se bebe entre tinajas y botellas.
bebe hacia la luz de las estrellas,
y se bebe con tiento y sin caerse.

Un borracho de vino puede verse
en las altas barandas de las bellas,
en el labio tan rojo que les sellas
y en el amigo fiel que te converse.

Voy por vino a las cubas y a las viñas.
Borracho voy y aún no lo he alcanzado,
pero por eso, amada, no me riñas.

Beberé cara al sol y en descampado.
Niñas a mi corriendo; niñas, niñas...,
que es muy dulce beber a vuestro lado.

Viñas de la Ribera del Duero. Quintanilla.


PONEDME ANTE LOS OJOS LOS VIÑEDOS.
del mundo por octubre frutecidos.
Ponedme sus racimos adheridos
a la yema rosada de los dedos.

Iremos poco a poco , los pies quedos,
trasegando sus zumos retenidos
para matar las penas, los olvidos,
los sustos, los desplantes y los miedos.

El vino es una mesa repartida
donde se alzan las copas desmayadas
espumando la gracia de la vida

...Y no contéis las rondas; van contadas
desde que yo respiro por la herida
de tantas y tan hondas puñaladas.

 
APULEYO SOTO PAJARES

CALLE RESIDENCIAL GUADALIX- I- 2 A
28794 GUADALIX DE LA SIERRA-MADRID
TELÉFONOS: 91 847 02 25 – 663 06 57 7

 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::





:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




    

                        

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

LABOR EGREGIA DE DON CARLOS URDIALES RECIO



            -¿Cómo y quién podrá cantarlos?
   - Don Carlos.
-¿Quién los alza a celestiales?
                      - Urdiales.
          -¿Y quién recibe su aprecio?
                                     - Recio.

De verdad, no tienen precio
                 los Hermanos de La Salle
                             allí donde siempre se halle
                                           don Carlos Urdiales Recio.



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




INNOVACIONES GENIALES DE SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALL
III

TRES INNOVACIONES GENIALES
DE SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE

San Juan Bautista de La Salle merece un lugar destacado tanto en la historia de la pedagogía como en la historia de la Iglesia, y ello a causa de tres innovaciones que él introdujo y que transformaron, por un lado, la escuela tradicional y la figura del maestro —Historia de la Pedagogía—, y por otro, la vida religiosa —Historia de la Iglesia—. Tal vez no se ha dado a estas innovaciones la importancia que han tenido para nuestro mundo actual.


3. La tercera innovación: el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas

Las tres innovaciones de La Salle se fueron realizando de forma simultánea, y todo tuvo su origen en ese espíritu de fe que invitaba a ver al niño como hijo de Dios.

La Salle se dio cuenta de que aquellos maestros, transformados en Hermanos, desempeñando su ministerio de «educar cristianamente a los niños» se estaban consagrando a Dios mediante una consagración distinta a la de los monjes de la época, pero igualmente válida: en vez de hacerlo por los votos religiosos, la consagración del Hermano le venía por el ejercicio del ministerio. Y de esa forma nacía un nuevo tipo de familia religiosa en la Iglesia: los que se consagran plenamente a Dios ofreciendo el sacrificio de toda su vida y de toda su acción desempeñando un ministerio.

En tan sólo siete años, desde 1679 a 1684, aquellos maestros recorrieron varias etapas: de «comunidad» de maestros pasaron a fomar la «Sociedad» de Hermanos, que diez años después, en 1694, se convertía en «Instituto». Y eran religiosos, escogidos por Dios, separados del mundo, consagrados para evangelizar, pero sin los votos religiosos. El voto imprescindible para formar sociedad era el voto de Asociación, y de él se derivaba el de obediencia.

Pero hubo aún otra faceta de este nuevo tipo de vida consagrada: los Hermanos serían todos laicos, es decir, simples fieles, sin acceder al sacerdocio ministerial. ¿Y eso, por qué razón? Por una muy sencilla: porque el ministerio de la educación cristiana, aquel por el cual el Hermano se consagra a Dios, es un ministerio laical, y no requiere el sacerdocio. Es un ministerio que Dios, por medio de la Iglesia, confía a los simples fieles, a los simples cristianos. Una intuición de Juan Bautista de La Salle que la Iglesia ha vislumbrado, y tan sólo vislumbrado, con el Concilio Vaticano II.

Hno. José María Valladolid
RETAZOS LASALIANOS, 12
LA TRES INNOVACIONES GENIALES DE SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



OR-FEBRERÍAS


‘Febrrrrerooo…’ suena a ‘escalofrrríooo…’

Por san Blas, la cigüeña verás. ¡Ay, bandidos, ¡cómo os lo pasasteis en mayo!

En febrero, la castaña y el besugo no tienen jugo. Tampoco las tarjetas de crédito.

• En nuestra historia reciente, febrero rima con Tejero y asonada, con Armada.

• Si más días tuviera febrero, no quedaría ni gato ni perro. Bien, al menos en ese mes disminuirían las persecuciones.

• Un reciente movimiento orogénico ha acabado uniendo las cuestas de enero y febrero.

Febrero, el mes más largo cuando no hay dinero. Y quien dice febrero, dice marzo, abril, mayo…

• Al comenzar febrero, en el infierno hace un frío abrasador.

Quien en febrero no escarda, ¿a qué aguarda? Pues a que escarde otro.

En febrero busca la sombra el perro. ¡Procura que tu perro la encuentre, o se pondrá de una mala sombra…!

Febrero y las mujeres tienen en un día diez pareceres. ¿Doscientos ochenta al mes? Me parecen pocos.

Las aguas de febrero caben en un caldero. Entiendo que los ecijanos no quieran pasar de ese mes.

En febrero, un día malo y otro bueno. ¿Seguro que al 50 %? ¡Me apunto!

AH

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


ALMENDRERÍAS



En su temprano letargo de otoño – invierno el almendro bucea por los submares de nuestro mar Mediterráneo en busca de ornamentación para sus corolas.

Al despertarse en pleno invierno, el almendro sale de su tálamo vestido de armiño y muy orgulloso de su gineceo que deja abierto de par en par para que le admiren.

Sus flores llevan irisaciones que el pirata almandino arrebató a las madreperlas en sus juergas submarinas.

Vestido de esta guisa y adornadas sus corolas de irisaciones nacarinas, mira insolente hacia la montaña y se burla de la nieve.

El almendro, feo de cuerpo, se olvida que su vestimenta floral le tarda un año en nacer y en la montaña, siempre hay nieve que admirar.

Permite a las brisas y a los insectos entrar en su gineceo para que fecunden el pistilo de sus corolas florales.

Luego la gran operaria del Creador, Supremo Artífice, la Madre Naturaleza, cuida de la gestación de las almendritas que serán sietemesinas y nacerán bajo el signo de Virgo.

El almendro deja arrebatarse el fruto de sus entrañas, apaleado sin piedad. Sus frutos son molidos sin misericordia y transformados en alivio de las humanas amarguras.

Llora lágrimas jubilosas que el industrial transformará en esencias de delicados perfumes y pegamentos.

Nuestro héroe vuelve a su letargo de otoño – invierno y prepara nuevas aventuras.

Rafael Martín González

:::::::::::::::::::::::::::::::



Desde la Avenida de los Maestros (III)


DEL MAGISTERIO AL MASTER

El tramo que separa la Avenida de los Maestros de la Avenida de Valdemarín supone una corta distancia local, pero la separación es mucho mayor si miramos el carácter y la dimensión de los estudios cursados en esta nueva Avenida. El llamado “Edificio D” alberga una variada oferta de estudios universitarios que completan y superan los campos de especialización mostrados en los artículos anteriores. Los estudios cursados en este edificio culminan las señas de identidad de la futura Universidad La Salle: a la “tradición metodológica” y al “compromiso permanente con el desarrollo de la persona” se une ahora “la apuesta por la innovación como vehículo de mejora”. Innovación que tiene su expresión en los Masters y en los Estudios de Posgrado, amén de otros varios cursos y titulaciones propios del Centro o de la Universidad Autónoma.

Nos encontramos, en primer lugar, con la International Graduate School of Business, organismo encargado de la formación en Postgrado y de Doctorado. Entre los programas de Postgrado, el Centro La Salle ha optado por temas de educación y de salud; los masters, sin embargo, se dirigen certeramente al mundo de la empresa, al ámbito de la tecnología y de los negocios. Títulos como “Software de Gestión SAP, “Dirección de Proyectos”, “Gestión de la Innovación para profesionales TIC” muestran además con claridad que están enfocados hacia el diseño y la producción de programas corporativos, especialmente destinados a ingenieros e informáticos, programas que tienen su desarrollo y realización en la llamada Universidad Corporativa. Dicha Universidad es un organismo que, como dicen sus creadores, pretende “elevar a categoría estratégica la formación dentro de las empresas” a través de la triple dimensión: “gestión académica, gestión administrativa y organización de la infraestructura necesaria”. A su vez esta Escuela se fundamenta en cuatro pilares: “la internacionalización, la innovación, el desarrollo personal y la metodología”.

En este nuevo sector del Campus Madrid también hay que destacar el “Parque de Innovación de servicios para personas”, iniciativa singular que favorece un trabajo de integración entre la Universidad, la Administración Pública y la empresa. El Parque se presenta en su singular novedad, como un “centro de conexión internacional donde las ideas innovadoras de los expertos se encuentran con emprendedores e inversores”. Y esta triple conjunción posibilita “el desarrollo y financiación de proyectos dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas en todos los aspectos”.

Uno de los proyectos ambiciosos del nuevo ámbito universitario es el título de Administración y Dirección de Empresas Internacional. Estos estudios responden a una demanda considerable tanto por la calidad de la carrera en sí misma como por la posibilidad de entrada directa en el mundo de la empresa: “con esta titulación se puede trabajar en cualquier empresa, puesto que se pretende capacitar al estudiante en todo lo relativo a la estructura y funcionamiento empresarial, la internacionalización, el cambio tecnológico y las nuevas formas de organización del trabajo”.

Edificio D. Avenida de Valdemarín.
El plan de estudios de este máster se estructura en cuatro cursos: los dos primeros se imparten en el Campus La Salle de Madrid. El tercer año puede estudiarse bien en Madrid, bien en La Salle University de Filadelfia (USA). El cuarto año se cursa íntegramente en La Salle Filadelfia. Este carácter internacional añade al título una serie de “valores diferenciales” y añadidos: por ejemplo, la visión global de los fenómenos económicos y empresariales, la conexión con el Parque de Innovación La Salle, que permite al futuro profesional un rica interacción, sobre todo práctica, y la posibilidad de presentar sus propios proyectos empresariales y de hacer sus prácticas en el propio Parque de Innovación. Este título está aún pendiente de aprobación por la Comunidad de Madrid.

Algo que merece un subrayado especial es la importancia concedida al carácter humano de la empresa. Esta es considerada como “un grupo humano que lleva adelante una tarea valiosa para la sociedad y para las personas”, desde el “carácter emprendedor” y desde el “espíritu creador”. Se aúnan, por tanto, los objetivos del pleno desarrollo humano del empresario –sobre la base del equilibrio, del ajuste y de la formación- y del éxito empresarial que será imposible sin ese carácter humano y humanizador que debe impregnar sus estructuras.

Otros cursos, postgrados y masters llenan las aulas de este crecido Centro Superior de Estudios Universitario. El magisterio sigue. Como sigue el estilo. Pero en este último nivel de los estudios universitarios el magisterio se disfraza de máster, término que tomamos de la lengua inglesa. Y es que en nuestra antigua Escuela de Magisterio seguimos empeñados en mantener la raíz (magis), pero, sobre todo, las raíces de nuestro ejercicio, de nuestro magisterio, de nuestro estilo: el servicio a las personas, ahora en esta nueva dimensión que es la maestría, el máster. El maestro siempre.

Teódulo Gª Regidor

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

CLAVES DE NUESTRA ESCUELA

LA SABIDURÍA


Nuestra Escuela, empeñada es ser un serio centro de estudios, no puso su meta última en conocerlo todo, ni en lograr que las inteligencias salieran de su aulas templadas para saltar triunfadoras en la vida. Tampoco se contentó con hacer humanistas u hombres de ciencia bien informados y, además, creativos. Ni siquiera le bastó el noble empeño de formar ciudadanos correctos y buenos cristianos.

La meta de su enseñanza y del aprendizaje que en ella era músculo no podía quedarse en metas intermedias, sino ir mucho más lejos.

Ese lejos último de nuestra Escuela fue la sabiduría.

Ni hubiera podido bastarle a nuestra Escuela la educación en valores, expresión hoy en alza. Los valores son mucho en la educación de los alumnos, pero exigen un esfuerzo para realizarlos en la vida cotidiana que de suyo no dan.

La meta última, diana que da sentido al hacer de nuestra Escuela, era y es la sabiduría.
Un “santón” de la educación, profesor de la Universidad de Yale, hijo de Israel, Robert J. Sternberg, pasó por Madrid en 1997 pontificando y sintonizamos con él cuando resumió su elevado programa educador:

“Sugiero que consigamos la sabiduría”.

De siempre, nuestro alto concepto de la sabiduría concordó con el de los bizantinos que levantaron el impresionante templo de Santa Sofía en honor y culto de la Sabiduría.
“¡Salomón, te vencí!”, exclamó Justiniano el 24 de diciembre del año 563 en la noche de su consagración como basílica.
CUR
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 Meditación sin importancia
 
 ... parece como si tuvieran 
el mismo código genético...

A mí me parece que la indecisa historia del pensamiento de los hombres ha oscilado tozudamente entre la afirmación categórica, dogmática, de la realidad de las cosas, de su existencia independiente del pensamiento, y el extremo opuesto de la volatilidad de las mismas, hasta el punto de defender que sólo existen nuestras ideas acerca de ellas, como hizo el idealismo. Entre un extremo y otro han cabido infinidad de opiniones intermedias.
A los que somos más superficiales o más de andar por casa nos parece inocentemente que hay un mundo maravilloso independiente de que lo pensemos o no, que permanece completamente ajeno al tinglado fugaz de nuestras ideas. Que este es otro mundo que también existe realmente, si bien, determinado a veces firmemente por categorías individuales que marcan sus pautas propias en la interpretación de los hechos reales.
A los que somos más superficiales o más de andar por casa nos parece inocentemente que hay un mundo maravilloso independiente de que lo pensemos o no, que permanece completamente ajeno al tinglado fugaz de nuestras ideas. Que este es otro mundo que también existe realmente, si bien, determinado a veces firmemente por categorías individuales que marcan sus pautas propias en la interpretación de los hechos reales.
Yo creo que ambos mundos caminan en un paralelismo admirable: así, a la concatenación determinante de los hechos naturales hemos podido hacerles corresponder unos esquemas mentales, unas formulaciones matemáticas que las representan fielmente. Galileo afirmaba esto cuando decía que la matemática es el lenguaje que habla la realidad. Sospecho que debe de haber un tronco común a ambos mundos atrevidamente delatado por este extraño paralelismo.

Dentro de este espacio común encontramos como perfectamente normales las correspondencias entre un fenómeno que provoca a otro en el universo físico y la causa y su efecto en el mental. Pero...

Siempre me ha llamado mucho la atención un hecho que parece desmentir este principio general de esta correspondencia y que, repensado, termina inquietando a uno porque se le alcanza que puede tener un significado profundo y que a uno no se le alcanza.

Trataré de explicarme:
Que una suma llegue a tener un valor infinito o no, pensamos de forma natural que depende del valor de los sumandos y de su número, pero no de la forma de sumar. Pondré un ejemplo: alguien vierte agua en un depósito. Si su forma de hacerlo es: vierte un litro, luego medio litro, luego un tercio, un cuarto, y así indefinidamente, terminaría llenando cualquier recipiente por grande que sea, es decir, el agua vertida es infinita. Pero si cambia la forma del vertido, aunque la cantidad incrementada sea muy superior, tal como echar primero un metro cúbico, luego medio, luego un cuarto, un octavo,... la cantidad de agua finalmente vertida cabe justamente en un recipiente de dos metros cúbicos.

Uno se pregunta cómo puede ser así. Y la razón contesta que se trata de dos series distintas. La primera es la serie armónica que es divergente, es decir:
                                                      1 + 1/2 + 1/3 + 1/4 + ... + 1/n
que tiende a infinito, y la segunda
                                                      1 + 1/2 + 1/4 + 1/8 + ... + 1/2 elevado a la n,
que es la suma de los términos de una progresión geométrica.

Para hallar la divergencia de la primera se la compara con esta otra, cuyos términos son todos menores o iguales que los de la anterior
1/2 + 1/2 + 1/4 + 1/4 + 1/4 + 1/4 + 1/8 + ...= 1 + 1 + 1+ ... 
y se ve que su suma supera a cualquier valor. Con mayor razón ha de superarlo la serie armónica.

En cuanto a la segunda, y recordando la suma de los términos de una progresión geométrica indefinida, tiene por límite 2.

Aunque las cantidades parciales vertidas en el segundo caso empiezan siendo muy superiores (su unidad es mil veces mayor) el resultado es paradójicamente infinitamente inferior.
¿Qué significado puede tener esto? No lo sé. A Einstein le dejaba maravillado el hecho de que las alturas de un triángulo se cortan indefectiblemente en el mismo punto, que teniendo el triángulo la forma todo lo extraña que se quiera, sus tres alturas se las arreglan para terminar cortándose en el mismo punto. A mi entender hay multitud de sucesos de estos, innumerables.

Nuestro universo y la mente humana están hechos de tal forma que esta tiene la extraña, admirable concordancia y a la vez sintonía con el primero que le permite crear unos modelos mentales, unas leyes matemáticas que expresan con ecuaciones bien precisas el comportamiento de aquel. Esto es sorprendente y creo que apunta a una mano que ha hecho las cosas así. Me pregunto qué desorientación, qué perdimiento tendría el hombre en la vida si el mundo físico y nuestra mente no se adecuaran así, que fueran ajenos el uno a la otra, que nuestro esquema mental fuera irreconciliable con el universo exterior a él. Porque ambos parece como si tuvieran el mismo código genético.

En el momento actual en que, por principio, sin detenerse a pensar lo más mínimo, se desecha toda referencia a una ordenación superior, que rebasa los límites de nuestro universo, siento un alivio, como un descanso del aburrimiento que me producen las vulgares y manidas ideas impuestas a nuestra sociedad y forzadas a estar de moda, digo que siento alivio al pensar, al divagar sobre estos temas que revientan las costuras del estrechísimo traje que se quiere poner e imponer a todo el mundo desde esferas que muestran un bagaje intelectual prácticamente nulo.

ÁFA

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



********************
                                        JUSTIFICAMOS DE NUEVO NUESTRO CASTILLO INTERIOR

Saldremos al paso de aquellos de nosotros que puedan pensar que levantamos alcázares de Toledo y que nos retiramos a hacernos fuertes en nuestro castillo interior por reaccionarios o por salvaguardar los últimos recuerdos de una civilización que se deshace. Nada más engañoso.

No somos nosotros los que huimos de nada. Lo que no estamos dispuestos es a ceder ni un palmo del Reino de Dios que hemos recibido. El enemigo ha de experimentar que tiene en frente alcázares de Toledo, castillos interiores de Santa Teresa o fervientes monasterios de cruzados de una nueva Edad Media. Elegid la expresión que mejor os cuadre.

El Relativismo ha avanzado mucho. También la Ignorancia y la Tibieza hay que escribirlas hoy con mayúscula inicial. Son como la humedad que se mete en los huesos. O como el león rugiente del que habla San Pedro, al que llama por su nombre: “Vigilad y orad. El demonio anda en derredor vuestro como león rugiente en busca de la presa a la que devorar”.

Donde quiera que estemos arderá el fuego que el Hijo de Dios vino a traer a la Tierra para hacerla arder. Nuestros alcázares-monasterios han de ser fuego vivo: expresión personal y verbal en llamas de quintaesencias cristianas.

Este es nuestro ora. Nuestro labora: el cuidado de la lengua y sus glorias, de la cultura que pintó en Altamira, la que irrumpió poderosa en Sumeria y en Egipto, la que se hizo escuela con griegos y romanos, la que nos trajo la Cristiandad y se adensó en este rincón paraíso que llamamos España…, es decir, cuanto sigue vigente y nada puede marchitar, inmarcesible, al servicio del Reino de Dios, con libertad y alegría.

CUR

Versos y oración



El atardecer, el de cada día y el de cada persona, son reiterada ocasión para vivir la imagen del descanso en el trabajo, de la introspección, de la vuelta al verdadero hogar, del reconocimiento de la propia verdad. Si ello se hace con hermosas palabras y ante quien nos puede inundar de luz cuando nos encontramos, si vale la expresión, “al filo del atardecer”, merece la pena volver de nuestro “errabundo peregrinar” o de nuestra fatiga diaria. Ante Él ponemos nuestra existencia. Cada noche es nuestro “ocaso último”.


                                         Teódulo Gª Regidor

Atardece, anochece, el alma cesa
de agitarse en el mundo
como una mariposa sacudida.
La sombra fugitiva ya se esconde.
Un temblor vagabundo
en la penumbra deja su fatiga.
Y rezamos, muy juntos,
hacia dentro de un gozo sostenido,
Señor por tu profundo
ser insomne que existe y nos cimienta.
Señor, gracias, que es tuyo
el universo aún; y cada hombre
hijo es, aunque errabundo,
al final de la tarde, fatigado,
se marche hacia lo oscuro
de sí mismo; Señor, te damos gracias
por este ocaso último
Por este rezo súbito. Amén


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::




LAUREL DE AFDA

Se coronará en la próxima primavera, en el Mirador de Rolando, Granada, con el laurel, la laureola o lauréola griega y romana, a los tres primeros en sobrepasar los 62 puntos (62, en memoria de los cursos 61-62 y 62-63 del siglo pasado). Entiéndase que sumando aciertos de sucesivas entregas.
Cada respuesta acertada: tres puntos. Se remitirán al correo de AFDA:

alfilodelamanecer@gmail.com


Ver el Patio de recreo en "páginas", margen derecho, arriba: Lauréola en Granada.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



  • Memorias de África
                   _____________________________________________
_____________________________________________________________

Dos africanistas de los nuestros.

Himno del colegio El Carmen, Melilla
(podéis oírlo entero y cantado en MP3 o en WMA)


De frutos sabrosos, preciosa semilla,
de vida futura, feliz ilusión
te entrega sus hijos la noble Melilla
Colegio del Carmen, bendita mansión.

San Juan de la Salle, clarísimo faro
destella en sus hijos la ciencia y la fe.
La Virgen del Carmen le brinda su amparo,
mis años felices en ti pasaré.
.....  .......   .......
Colegio del Carmen, amada Melilla,
en uno fundido os llevo a los dos,
sois dentro del alma cual faro que brilla
con doble destello, mi Patria y mi Dios.

¡Viva España! ¡Viva España! ¡Viva! ¡Viva!

__________________________________________________


  • El círculo perfecto, que no es el de Miguel Ángel
______________________________________________________________
:_

Plato o ración de gambas pero, mejor, filo de gambas en círculo perfecto. 

En Málaga hay un callejón al filo de las gambas que no tiene par en todo el redondo mundo conocido o por conocer. 
Quien quiera que frecuente como escritor o lector el blog de AFDA tiene garantizada al menos un par de rondas de cerveza y un buen filo de gambas.
Inscripciones y acreditaciones en alfilodelamanecer@gmail.com 
Te alabamos, Señor.

______________________________________________________________________

  • "Madrid, castillo famoso..."

En "Madrid, castillo famoso..." nos sonríe la vida a quienes la sonreímos, sobre todo, si andamos de fiesta  y estamos recordando a nuestros amigos andaluces y no andaluces.





Mesa de redacción: Carlos Alda, Teódulo Gª Regidor, Ángel Hernández, Gonzalo Rodríguez, Apuleyo Soto y Carlos Urdiales.
Firmas: Ángel Hernández, Teódulo, Apuleyo, Antonio Montero, Ángel Fuertes, Jorge Urdiales, JMGB, Rafael Martín, CUR, JM Valladolid.
Dibuja, ilustra y pinta: Diego Coca.
Taller informático: Diego Coca, Carlos Urdiales, Pilar Rojas.


2 comentarios:

  1. Ciertamente es de oro el documento de FGL del medio pan y un libro.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Correo electrónico de AFDA:

    alfilodelamanecer@gmail.com

    ResponderEliminar

Envíanos tus comentarios